PARA NOSOTROS LO PRIMERO EL HUEVO

Granja Campomayor renueva su compromiso con Slow Food

 

Slow food es un movimiento internacional que nace en Italia en 1986 y se extiende de forma rápida por todo el mundo.

Opuesto sustancialmente al término Fast food (comida rápida), Slow Food significa comida lenta, más precisamente se refiere a una lucha en contra de los hábitos de la vida moderna, donde la velocidad es la premisa básica, que afecta la manera de vivir y la salud de las personas.

El símbolo que lo caracteriza es el diseño de un caracol, que hace referencia a la lentitud de este pequeño animal, como una figura que simboliza la lucha en contra de la prisa y la velocidad.

 

Ideas y objetivos

Su claro objetivo es combatir la cultura del Fast Food, posibilitar una vuelta a los sabores, tradiciones y costumbres, disfrutar la comida y aprender a degustar nuevamente los placeres que ésta ofrece.

El mundo actual nos sobrepasa por su ritmo desenfrenado. En prácticamente todos los ámbitos de la sociedad y la vida cotidiana, se nos anima a hacer las cosas lo más rápido posible, aunque eso suponga una pérdida lógica de calidad y deleite. Precisamente, para combatir este tipo de comportamientos que acaban por rozar la obsesión por ser lo más rápido posible, surge la Slow Food. Alimentarse siguiendo la teoría Slow Food significa comer con atención, valorando en especial la calidad y, por lo tanto, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas, los ingredientes y el modo de cocinarlos.

La vida moderna, el estrés, la falta de tiempo y una oferta inagotable de productos para nada saludables, han generado cambios de hábitos importantes en las personas que pueden perjudicar su salud.

Estas fueron las razones para que nacieran movimientos y asociaciones preocupadas por alentar tanto el uso como el placer de una dieta saludable, en una clara contraposición a la muy popular comida rápida.

 

Granja Campomayor y Slow Food

En Granja Campomayor siempre nos hemos guiado por la responsabilidad, la calidad y el permanente deseo por mejorar. Cuando empezamos hace más de 75 años y recogíamos huevos a mano, hoy en día seguimos haciendo las cosas con el máximo cuidado y esmero. Tenemos el objetivo de implicarnos al máximo con nuestros productos, nuestro planeta y las personas que forman Granja Campomayor.  

Entre nuestros productos contamos con el huevo tradicional, campero, ecológico, huevo líquido pasteurizado o huevos enriquecidos en Omega-3, entre otros. Productos sanos y saludables que recuerdan a los sabores de antaño.

Alimentarse en el sentido de Slow Food significa comer con atención, en especial valorando la calidad y, con ello, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas y el modo de cocinarlas. En Granja Campomayor nos sentimos muy identificados con este significado y estamos comprometidos con Slow Food.

 

Slow Food: la historia de una idea

Slow Food fue fundada en los años 1980 por Carlo Petrini y por un grupo de activistas con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena alimentación, el placer gastronómico, así como un ritmo de vida lento. Tras casi 40 años de historia, el movimiento ha evolucionado para dar cabida a una aproximación global sobre la alimentación, que reconozca las fuertes relaciones existentes entre nuestros alimentos, nuestro planeta, las personas, la política y la cultura. Hoy Slow Food representa un movimiento global que implica a miles de personas y proyectos en más de 160 países.

En 2004, la FAO reconoció oficialmente al Slow Food como una organización sin ánimo de lucro e inició una relación de colaboración con ella. Desde entonces, el fenómeno Slow Food ha crecido hasta superar los 100.000 asociados en más de 160 países y han crecido ampliando sus objetivos más allá del simple disfrute de la comida. Los dirigentes quisieron, casi desde el principio, llevar el movimiento un paso más allá e implicarse también en actividades de concienciación social. Es por ello que han centrado sus esfuerzos en promover el uso de alimentos ecológicos, defender la biodiversidad, un consumo sostenible y responsable con los productores, además de querer salvaguardar el patrimonio alimentario.

 

El Manifiesto Slow Food

Como respuesta a la locura de la Fast Life, Slow Foodpropone:

Este nuestro siglo, que ha nacido y crecido bajo el signo de la civilización industrial, ha inventado primero la máquina y luego la ha transformado en su propio modelo de vida.

La velocidad nos ha encadenado, todos somos presa del mismo virus: la Fast Life, que conmociona nuestros hábitos, invade nuestros hogares, y nos obliga a nutrirnos con el Fast Food.

Sin embargo, el homo sapiens debe recuperar su sabiduría y liberarse de la velocidad que lo puede reducir a una especie en vías de extinción.

Por lo tanto, contra la locura universal de la Fast Life, se hace necesario defender el tranquilo placer material.

Contrariamente a aquellos, que son los más, que confunden la eficiencia con el frenesí, proponemos como vacuna una adecuada porción de placeres sensuales asegurados, suministrados de tal modo que proporcionen un goce lento y prolongado.

Comencemos desde la mesa con el SlowFood, contra el aplanamiento producido por el Fast Food, y redescubramos la riqueza y los aromas de la cocina local.

Si la Fast Life, en nombre de la productividad, ha modificado nuestra vida y amenaza el ambiente y el paisaje, Slow Food es hoy la respuesta de vanguardia.

Y está aquí, en el desarrollo del gusto y no en su empobrecimiento, la verdadera cultura, es aquí donde puede comenzar el progreso con un intercambio internacional en la historia, en los conocimientos y proyectos.

Slow Food asegura un porvenir mejor.

Slow Food es una idea que necesita de muchos sostenedores calificados, para que este modo (lento) se convierta en un movimiento internacional, del cual el caracol es su símbolo.

 

 

Para más información:

https://www.slowfoodcompostela.es/

https://españaslow.es

 

Leer más ...

Día Mundial del Huevo 2018

El segundo viernes del mes de octubre se celebra el Día Mundial del Huevo, por lo que este año tendrá lugar el próximo el 12 de octubre de 2018. Este año, la campaña global de la industria se centra en el papel que el huevo desempeña durante toda la vida como fuente proteínica de la más alta calidad.

 

Cumple todos los requisitos

En la actualidad el fomento de la buena salud y el bienestar son prioridades claves en la agenda internacional. Organizaciones internacionales líderes y responsables de las políticas gubernamentales están abordando la forma de mejorar las pautas dietéticas y nutritivas de las poblaciones tanto desarrolladas como en vías de desarrollo. Los huevos ofrecen una solución asequible y sostenible para superar estos serios desafíos. Este clima de preocupación en torno a los problemas de salud presenta al sector del huevo la oportunidad única de compartir los importantes beneficios que aporta el huevo en todas las etapas del desarrollo humano, de 0 a 100 años.

 

Con tu viaje en la vida

Organizada anualmente por la Organización Mundial del Huevo (World Egg Organisation, WEO), Julian Madeley, Director General de WEO, explica los objetivos de la campaña del Día Internacional del Huevo de este año: “Todos los miembros de nuestro sector pueden contribuir a que el mundo entero hable del huevo como una valiosísima fuente de proteína en todas las etapas de la vida. Durante el Día Internacional del Huevo queremos crear mensajes dirigidos que enfaticen los beneficios específicos del huevo para grupos de consumidores claves, desde antes de nacer, durante los primeros años de vida, la adultez y en la vejez. Sin embargo, joven o mayor, los huevos pueden tener un impacto significativo como una valiosísima fuente proteínica esencial. Trabajando colectivamente, a través de una gama de canales de comunicación, eventos exclusivos y especialmente a través de las redes sociales, nuestro objetivo este año es captar la atención de una audiencia más amplia.”

 

 

LAS ETAPAS CLAVES DE LA VIDA

Antes de nacer

Las proteínas son los componentes básicos de la vida y nunca es demasiado pronto para beneficiarse de la energía positiva de los huevos. Cargados de nutrientes esenciales, los huevos contribuyen al desarrollo fetal saludable. Este es un mensaje importante que transmitir a los futuros padres para asegurar que todos los hijos nonatos tengan el mejor comienzo posible en la vida, independientemente de dónde se encuentren o de las circunstancias en las que nazcan.

 

Un juego de niños

Una fuente proteínica de alta calidad es vital, especialmente en la niñez. Todas las células del cuerpo humano contienen proteínas que nosotros necesitamos en nuestras dietas para producir células nuevas. Cargados de valor nutritivo, los huevos son un alimento completo que favorece el desarrollo sano del cerebro de los niños y mejora el nivel de concentración en la escuela.

 

Trabajando duro

En la vida adulta, los huevos siguen siendo un aliado dietético esencial. Los huevos no solo nos ayudan a hacer proteínas y reparar tejidos, también son esenciales para producir enzimas y hormonas. Consumir una dieta rica en huevos también puede ayudarnos a sentirnos llenos durante más tiempo y ser un aliado importante para el control eficaz de peso.

 

Más sanos durante más tiempo

Esencial para los huesos, los músculos, los cartílagos, la piel y la sangre, la proteína del huevo nos ayuda a reparar los tejidos corporales a medida que envejecemos. Durante la etapa posterior de la vida, los huevos nos siguen aportando importantes beneficios y la gente mayor puede mejorar su salud considerablemente incrementando el consumo que hacen de los huevos.

 

Cero al hambre

Se estima que la malnutrición es una realidad cotidiana para mil millones de personas. Los huevos tienen el potencial de eliminar el hambre global proporcionando una fuente proteínica de alta calidad. Con el apoyo continuo de la industria del huevo, la Fundación Internacional del Huevo (IEF por sus siglas en inglés) sigue colaborando en proyectos que cambian la vida en algunas de las regiones más empobrecidas del mundo. El trabajo de la IEF demuestra que la industria del huevo tiene un fuerte compromiso con el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza alimentaria.

 

La industria del huevo se une para difundir el mensaje

Desde su comienzo hace 23 años, el Día Internacional del Huevo sigue cobrando impulso en la escena internacional. En 2017 más de 40 países participaron en la promoción del huevo. El alcance global de los últimos años se ha combinado con actividades ideadas para captar el interés de una audiencia de más de 230 millones. El auge de las redes sociales ha facilitado la comunicación eficaz con un número mucho mayor de consumidores y este año nuestra intención es afianzar los éxitos anteriores de la industria.

 

En España todos estos actos están promovidos desde el Instituto de Estudios del Huevo

Fuente:

http://www.avicultura.com/

 

Leer más ...

Composición nutricional del huevo

El huevo es símbolo de vida, ya que es capaz por sí mismo de dar origen a un ser vivo completo. El huevo ha estado presente desde la antigüedad en la alimentación de la humanidad. Se lo considera un alimento protector por la cantidad y calidad de macronutrientes que aporta que protegen de enfermedades por carencia. Además la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, por sus siglas en inglés) lo reconoce como uno de los alimentos más completos y nutritivos de la naturaleza, asimismo lo toma como referencia al presentar proporciones equilibradas de todos los aminoácidos esenciales.

 

La estructura del huevo está conformada por tres partes principales cáscara, clara y yema.

·        La cáscara representa el 10% del peso del huevo. Es una barrera protectora compuesta por carbonato de calcio y pequeñas cantidades de carbonato de magnesio y fosfato de calcio.

·        La clara que representa alrededor del 57% del huevo, está formada principalmente por agua y proteínas de alto valor biológico, de las que la albúmina es la más importante, que contienen los 8 aminoácidos esenciales.

·        La yema, que representa alrededor de 1/3 del huevo (33%), contiene lípidos y proteínas y es la mayor fuente de vitaminas, minerales y sustancias esenciales de este alimento.

 

Dada la variabilidad de tamaño de los huevos, para las estimaciones de valor nutricional del huevo consideraremos un huevo de tamaño mediano (categoría de peso M, entre 53 y 63 g de peso total, y 50 g de parte comestible).

Una ración de huevos para un adulto se consideran 2 huevos de tamaño M, unos 100 g de parte comestible.

 

A continuación, os dejamos la información nutricional del huevo por 100 g de producto:

 

Leer más ...

Consejos para manipular huevos

El huevo es uno de los alimentos con más presencia en las cocinas. Su fácil preparación, unida a la infinidad de maneras en que puede cocinarse, hacen que este alimento se haya convertido en un producto esencial en la gastronomía de todo el mundo. Pero el huevo también es uno de los alimentos más sensibles a la contaminación y multiplicación de bacterias patógenas. Estas particularidades obligan a aplicar pautas específicas de preparación, consumo y conservación en todas las formas en que se cocina.

Pasados por agua, fritos, escalfados, duros, cocinados a baja temperatura, a la plancha, revueltos o para elaborar diferentes modalidades de salsas. Las aplicaciones culinarias del huevo son numerosas, como lo son también las pautas que deben tenerse en cuenta para evitar toxiinfecciones alimentarias derivadas de una manipulación incorrecta o de una indebida conservación, sobre todo, con el aumento de las temperaturas, que obliga a extremar los controles. Uno de los primeros signos visuales que indican el estado del huevo es la cáscara, que actúa de barrera natural y evita que las bacterias penetren en su interior. Una cáscara en buen estado es sinónimo de un huevo en condiciones óptimas. Por el contrario, una cáscara con roturas o muy sucia puede ser indicador de que el interior esté en mal estado.

 

Escoger y conservar los huevos correctamente

Los huevos envasados deben llevar una etiqueta que indique la fecha de consumo preferente, su categoría, el peso del huevo, el centro donde se han envasado y clasificado, la forma de cría de las gallinas y las recomendaciones sobre cómo conservarlos. En los huevos vendidos a granel, los establecimientos autorizados deben informar de todos estos parámetros a los consumidores y asegurar su procedencia.

Una elección y conservación adecuadas antes de utilizar el huevo son fundamentales para que su consumo sea seguro. Uno de los riesgos derivados de los patógenos procedentes de la cáscara, que pueden contaminar el interior del huevo y todos los alimentos con los que entre en contacto.

Los huevos deben almacenarse en el frigorífico, entre 0ºC y 4ºC, idealmente separados del resto de alimentos porque absorben los olores con facilidad. Pueden guardarse en la nevera, en la zona destinada para ellos y con la parte puntiaguda hacia abajo. De esta manera, la yema queda centrada y lejos de la cámara de aire, en el lado opuesto.  Hay que evitar fluctuaciones de temperatura, ya que los cambios provocan condensaciones en la cáscara que favorecen un aumento de la humedad y, con ello, una rápida multiplicación de patógenos, con la consecuente contaminación general del huevo.

No se deben lavar los huevos antes de almacenar porque se elimina una barrera que protege el alimento de la contaminación, aunque sí puede hacerse justo antes de cocinar.

 

Consejos de manejo de los huevos

Aconsejamos no utilizar huevos que hayan sobrepasado la fecha de caducidad para ninguna preparación culinaria. La frescura es uno de los atributos más valorados, es signo de calidad y seguridad.

Antes y después de su manipulación, es necesario lavarse las manos y todos los utensilios utilizados durante el procesado con huevo, incluidos los trapos de cocina. Pueden actuar de transportadores de patógenos y causar una contaminación cruzada en otros alimentos o platos preparados.

Nunca debe romperse el huevo en el mismo recipiente en el que se vaya a batir, ya que se puede contaminar el recipiente y hasta el propio huevo. Tampoco se debe separar la yema de la clara con la ayuda de la cáscara porque en ella hay patógenos que pasan con facilidad a la parte comestible del huevo.

Una vez roto, es necesario comprobar que no se desprendan olores desagradables o anormales y que la clara es transparente. De no ser así, puede ser indicador de un posible crecimiento bacteriano y, por tanto, no deberá consumirse.

En todas la preparaciones culinarias en las que el huevo está presente, la cocción debe llegar a una temperatura que suba hasta 75ºC en el centro del producto. Este proceso es la única manera de eliminar los patógenos más peligrosos, entre los que destaca la salmonella.

Una vez cocinados, los platos que llevan huevo deben consumirse de forma inmediata o mantenerse en el refrigerador. Tortillas, cremas, flanes o pasteles son productos elaborados con huevo que constituyen un hábitat idóneo para el crecimiento de patógenos si se dejan a temperatura ambiente.

 

 

Leer más ...

Receta: Huevo a baja temperatura en tosta con salmón, aguacate y crema de queso

 

Receta por: María Varela, A Parada das Bestas, Palas de Rei (Lugo)

 

Ingredientes

4 huevos a baja temperatura Granja Campomayor

4 tostas  pan de centeno integral, con semillas, granos…

100 g de salmón marinado o ahumado

1 aguacate

Brotes u hojas verdes de espinaca, rúcola, lechuga, germinados…al gusto

100 gr queso D.O. Arzúa-Ulloa

1 vaso pequeño de vino blanco

100 g de nata

Sal, pimienta, pimentón

 

¡Te invito a un brunch!

 

Preparación

Lavar  y centrifugar las hojas. Pelar y cortar el aguacate en sentido longitudinal. Cortar el salmón en láminas finas. Cortar el queso en cubitos.

Para la crema de queso reducir a la tercera parte el vino blanco, añadir nata y queso. Cocinar a fuego lento hasta conseguir textura de unas natillas. Salpimentar.

Regenerar el huevo a baja temperatura Granja Campomayor según las instrucciones, que se pueden descargar más abajo. Salpimentar.

Montar la tosta empezando por el aguacate, luego el salmón, las hojitas y el huevo. Napar con la crema de queso y esparcir pimentón por encima.

 

 

Leer más ...

Receta: Huevo a baja temperatura, crema de espinacas y picatostes

 

Receta por María Varela, A Parada das Bestas, Palas de Rei (Lugo)

 

Ingredientes

4 huevos a baja temperatura Granja Campomayor

500 g espinacas

1 puerro

1 diente de ajo

1 cm de jengibre

1 l de caldo de pollo

Aceite, pimienta negra, sal

Pan

 

¡Una elaboración ideal tanto en frío con caliente! 

 

Preparación

Picar fino ajo y puerro. Pelar y rallar jengibre.

Rehogar todo en un chorrito de aceite. Añadir espinaca y rehogar de nuevo. Salpimentar, mojar con el caldo y cocer durante 10 min. Triturar hasta conseguir un puré fino.

Freír el pan hasta dorar.

Regenerar el huevo ya cocinado a baja temperatura Granja Campomayor según las instrucciones.

Salpimentar.

En un plato sopero verter la crema, encima el picatoste y  el huevo a baja temperatura Granja Campomayor.

Leer más ...

Receta: Huevo a baja temperatura con guisantes y refrito

 

 Receta por: María Varela, A Parada das Bestas, Palas de Rei (Lugo)

 

Ingredientes

4 huevos a baja temperatura Granja Campomayor

400 g guisantes frescos desgranados o congelados

100 g jamón serrano

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

1 ramita de perejil

1 pizca de pimentón dulce

2 cucharadas soperas de aceite

Sal, pimienta

 

¡Atrévete con un clásico!

 

Preparación

Picar fino cebolla y ajo. Cortar el jamón en cubos.

Cocer los guisantes en agua, perejil y  sal. Retirar el perejil, escurrir y reservar un vasito del líquido de cocción.

Rehogar en aceite cebolla y ajo, cuando esté transparente añadir jamón y dorar. Retirar del fuego y poner el pimentón, removiendo bien. Añadir el caldo y cocer unos minutos.

Mezclar este refrito con los guisantes.

Regenerar el huevo a baja temperatura Granja Campomayor según las instrucciones. Salpimentar.

Servir los guisantes calentitos y coronar con el huevo

 

Leer más ...

Receta: Huevo a baja temperatura con panceta y patatas fritas

Receta por: María Varela, A Parada das Bestas,Palas de Rei (Lugo)

 

Ingredientes

4 huevos a baja temperatura Granja Campomayor

4 patatitas pequeñas nuevas

8 lonchas de panceta finas

Aceite virgen extra

Ensalada o verduras encurtidas para acompañar.

 

¡Perfecta para no salpicar ni manchar!

 

Preparación

Lavar bien las patatas, secar y envolver en papel film bien apretadas.

Cocinar en microondas, a máxima potencia durante 5 min. Sin quitar el film, apretar para comprobar si están blandas, si no, cocinar 2 minutos más.

Estirar la mitad de panceta en un plato y la poner también en microondas hasta quedar crujientes. Repetir la operación con las lonchas restantes.

Regenerar el huevo a baja temperatura Granja Campomayor según las instrucciones (descargar más abajo). Salpimentar.

Envolver cada huevo con dos lonchas de panceta. Cortar las patatas a la mitad, salpimentar y rociar con el aceite. Acompañar el conjunto con una ensalada o unas verduras encurtidas.

 

Una receta fácil, rápida y riquísima.

Leer más ...

Os esperamos en el Salón de Gourmets  

Parte del equipo de Granja Campomayor estaremos la próxima semana en el Salón de Gourmets, la feria Internacional de Alimentación y Bebidas, en IFEMA (Recinto Ferial Juan Carlos I) de Madrid, los días 7, 8, 9 y 10 de mayo de 2018.

Nos podréis encontrar en el Stand nº 4E16 (Pabellón 4), donde tendremos degustación de nuestro innovador huevo cocinado a baja temperatura, así como del huevo hidrolizado.

El horario del Salón será de 10:00 a 19:00 h. de lunes a miércoles y de 10:00 a 17:00 h. el jueves 10 de mayo. 

​¡Os esperamos!

Leer más ...

Granja Campomayor gana cinco premios en Alimentaria con el huevo a baja temperatura

  • Récord de premios de Granja Campomayor en Alimentaria

  • Su huevo a baja temperatura ha destacado, en cinco categorías, entre más de 300 referencias de todo el mundo

            Desde que Granja Campomayor, una de las empresas productoras y comercializadoras de huevos más importantes de España, lanzó su huevo cocinado a baja temperatura no ha dejado de recibir reconocimientos. El pasado martes, día 17 de abril, en el Media Set de The Alimentarial Hub, de la feria internacional Alimentaria que se celebró en Barcelona, se hacía con cinco premios Innoval en distintas categorías.

 

Premiados Innoval

            Los Premios Innoval resaltan los esfuerzos realizados por las empresas fabricantes en la concepción, desarrollo y lanzamiento al mercado nacional de los productos innovadores en los últimos dos años. Granja Campomayor ha sido reconocida en las categorías “Productos frescos y refrigerados no lácteos”, “Tendencia de practicidad”, “Tendencia de salud”, “Canal Horeca” y “Canal Retail”. El producto destacaba de esta manera entre más de 300 referencias.

Premios Innoval

            El huevo a baja temperatura que ha recibido ya varios premios, entre ellos el “Premio Innovación” del Salón de Gourmets el pasado año o el “Premio a la Innovación de Producto” en HIP Horeca Professional Expo, este mismo año, es un producto de gran calidad que, dado su complejo y minucioso proceso de cocinado, sólo se elaboraba en la alta cocina. Ahora, Granja Campomayor ofrece a la restauración y al consumidor final la posibilidad de tener, en la cocina profesional o doméstica, un producto de altas prestaciones que queda listo para consumo en pocos minutos. Además, es un producto muy versátil; la variedad de platos que se pueden elaborar con un huevo a baja temperatura son múltiples.

 

            Ponencia sobre el huevo hidrolizado

            Por otro lado, hace unos meses, la empresa gallega se hacía con la patente del huevo hidrolizado. Sobre este nuevo producto, el director comercial de Granja Campomayor, Rodrigo García, y Marta Miguel científica del CSIC, ofrecieron una ponencia, el pasado lunes 16 de abril en Alimentaria, en la que destacaron la “revolución” que este proyecto empieza a generar en el mundo de la alimentación y también del mercado. Durante la charla, informaron sobre cómo los productos elaborados a base de huevo hidrolizado permiten infinidad de posibilidades y texturas. Recalcaron que ninguno de los productos desarrollados incluye grasa, azúcares, gluten, lactosa o derivados lácteos en su composición, pero sí son similares a estos en apariencia, textura y sabor.

Leer más ...

Os esperamos en Alimentaria

La próxima semana estaremos en Alimentaria, el salón Internacional de Alimentación, Bebidas y Food Service, que tendrá lugar en el Recinto de Gran Via. Av. Joan Carles I, 64. 08038 Barcelona, del 16 al 19 de abril. El horario será de lunes a miércoles de 10:00 a 19:00 horas. El jueves de 10:00 a 18:00 horas.

Nuestra localización será en el Pabellón 2, Nivel 0, Calle E-521. Tendremos degustación de nuestros nuevos productos: el huevo cocinado a baja temperatura y el huevo hidrolizado.

 

Asimismo, nuestro Director Comercial, Rodrigo García junto con Marta Miguel, Investigadora del CSIC darán la ponencia "La patente del huevo hidrolizado revoluciona el siglo XXI" el lunes 16 a las 12:45 Horas En Gran Via , Pabellón 3, The Alimentaria Hub - Innoval. Además Habrá Showcooking.

¡Os Esperamos!

Leer más ...

Vídeo relacionado

Consulta el ganador del robot de cocina 2018

Desde principios del mes de enero y hasta el 31 del mes de marzo de 2018 hemos tenido en marcha el sorteo de un robot de cocina para premiar a los consumidores de nuestros huevos camperos en todos los formatos disponibles: campero 6, campero XL6, campero 10 y campero L selección gourmet.

¡Por fin! Ya tenemos ganador del robot de cocina 2018:

Fco Javier Lagares Docal (A Coruña).
El código ganador es 049764.

 

Consulta el ganador en nuestra web.

¡Enhorabuena! ¡Que lo disfrutes! Estamos deseando ver las recetas con nuestro huevo campero.

Leer más ...
blog